SIMON FARRIOL

“No soy de la idea de que el arte de una respuesta… En la sociedad actual es muy común que la gente las espere, insista en una cierta plenitud que lo rodea, creo que el arte tiene que tener el rol de generar preguntas a la gente… La respuesta no está ni en el artista, ni en la obra, es el espectador el que la define.”

Fotografía: Miguel Lara Urzúa

Texto: Sebastián Lazo Siriani

Una concepción de responsabilidad frente a la obra, una vida retratando un pasado heredado, todo con el fin de estremecer a quienes presencien su arte, esa es la visión del artista que ilustra, pinta y plasma audiovisualmente una enfoque que contiene, con avidez, un mensaje que refleja, inquietante, emociones difíciles de asemejar bajo un halo simple y rudimentario.

Enfrentar el discurso de Farriol se transforma en una mezcla rica en sapiencia y visceralidad, su contenido teórico es tan rico como el despojo que muestra, ahí hay un complejo tratamiento de referencias doctas e historias de vejes, que lo trasladan a experiencias que sin serle propias despiertan en él turbaciones que lo conectan con un pasado que ha vivido mediante el correlato familiar, tanto como su constante investigación.

Es en esa compleja amalgama de conocimiento que el trazo a seguir por Simón es el de asumir un compromiso con lo que el propone en su quehacer. El discurso de Simón Farriol está lleno de discursos teñidos por un brazo político, sin embargo, esto no es un condicionamiento para sus intervenciones, solo esto responde al compromiso y circunstancia que llevan a un hombre pensar de una u otra manera. El quiere llegar a todo el mundo. Farriol se niega a la complacencia política o al compromiso panfletario, él enfrenta sus contextos bajo la búsqueda del cuestionamiento.

“La obra no puede imponerte lo que tienes que sentir en relación a ella… Es el público el que tiene que decidir lo que quiere sentir.”

Es imposible tener una lectura tan distinta al maestro y su enfoque sobre la guerra (recurrente temática, consecuencia del pasado familiar a con la Guerra Civil Española), donde se destaca esa incomoda humedad y la carencia , la desesperanza y el atiborramiento de detalles que evocan un mal pasar, aferrándose a lo poco y nada que se podría tener en tal circunstancia, donde ya solo respirar es bienvenido.

La mirada a las obras va atisbando significativamente una transmisión, comunicación que, sin intención aparente, transporta al espectador al menos a un escenario que se comportará dependiendo de quien acomode las piezas a con su historia.

Es intrigante construir bajo el discurso de Farriol, en él subyace una academia que ya está prejuzgada por su juicio, éste plagado de crítica social aparece recordando constantemente que donde hay emociones, independiente de la dirección no puede ser determinado por eso que se tiene en frente. Será cada cual el que decida que tiene en frente.

Para el artista es en el proceso donde creativo, donde van ocurriendo variaciones de su mismo aspecto creativo. En los relatos expuestos por Simón explica que lo que brota de si psiquis va tomando otros bríos al momento de ir construyendo la idea inicial.

“Uno parte con una intencionalidad, la obra te dice esta es la intencionalidad con que termina, pero cuando la muestras te dicen esto me evoco, por ejemplo: La muerte, el cuestionamiento de la vida y que son cosas que yo nunca pensé”

La guerra como vértice en la obra de Simón no se erige como una alegoría a la gloria o a la fortaleza del ser humano en clave positiva, sino que esta se revela como el cuestionamiento en torno a ésta, como caldo de cultivo para el desdén más grande y como cada hombre se despliega en su vida y se conecta frente a la naturaleza que lo rodea, siendo cada uno arrojado a lidiar con nuestra individualidad.

No hay mucho más que decir, el artista en cuestión invita a evocar sentimientos complejos con instalaciones que hablan de una vida construida por sus raíces, mostrando un compromiso que va más allá del mismo artista, sino que con el más preciado tesoro del hombre, el sentir.

Revisa la galería completa de su trabajo pinchando aquí.