ADAMANTIUM – La energía absoluta