TINTES DE PRISION

Una combi cubierta de pintura e ideas mezcladas en un trabajo óptimo sobre ruedas nos recoge junto al Migue, Kabro Bale y Eduardo Castillo, en estación Los Héroes. Entre tertulia y buenos humos cruzamos la urbe en dirección a la Cárcel de Puente Alto, la segunda de su tipo en ser intervenida por pintores, muralistas y graffiteros locales y extranjeros.

Fotografía: Miguel Lara

Texto: Rize Locum

Una iniciativa que comenzó hace dos años y  liderada por el Mito (Jonathan Galarce) y Chocapic (Alexís Olguin), internos propulsores del proyecto y que junto al personal del área técnica y Gendarmería, invitaron a una serie de artistas a intervenir murales y generar otros espacios y actividades recreativas para los reclusos del centro penitenciario Colina 2.

La intervención estuvo a cargo de los artistas visuales: Kabro Bale, Hemse, Yoshy Caps y Painen Bask, Sebad, Año, Liguids (Suecia), Seta (Colombia), Mufe, Spoke, Coas, Boa, Jbite, Frolic, Machete y Engrudoors. Juntos le dieron vida a los muros de aquella cárcel y se inauguró con un encuentro de Hip Hop en el que se presentaron: On toro, niebla baja + Señal mc, Mc Erko, Portavoz, Profeta Marginal, Esfuerzo Tropical (banda de internos), además de Dj Cid Tronik, Bgirl Shantal, algo poco común en el lugar.

Luego en Puente Alto se inician las nuevas jornadas con una actividad de música rap y breakdance donde participaron los artistas de la escena hip hop: Digital Dread, Boriz cruz, Profeta Marginal, Godinez, Jonas Sánchez, Dj Atenea, Bgirl Jeshu y Bboy Bototo y la animación de Pepe Show ex recluso que apoya la causa. Días después,  Kabro Bale, Hemse, Yoshy Caps y Painen Bask realizan y terminan  el primer muro con el apoyo del comité cultural Torre 2 formado por internos, lo que daría paso a continuar con los tres restantes. Eduardo Castillo y Simón Farriol, realizadores audiovisuales, son los Directores del documental a cargo de registrar y narrar la historia de este gran y ambicioso proyecto autogestionado.

Kabro Bale, uno de los gestores del proyecto manifestó que, con mucho material registrado y momentos inolvidables para cada uno de nosotros tanto pintores como equipo audiovisual comenzamos a darle vida a un proyecto de manera autogestionada en conjunto con internos, familiares, equipo de psicología y asistencia social. Ya con 2 años en el proyecto y con un documental en proceso de edición se nos dio la posibilidad de ingresar a un segundo centro penitenciario (cárcel de puente alto) con el apoyo del comité cultural torre 2 formando por reclusos, funcionarios del penal la tarea es pintar las 4 Torres del penal donde ya realizamos el primer muro de la torre 2. Y a su vez con más gente dentro del equipo comenzamos a encaminar algo quizás totalmente inédito dentro del movimiento Hip hop y graffiti muralismo, dejándonos en claro que queda mucho por hacer.

Puedes ver la galería completa haciendo click aquí.