Persa Bío – Bío: Una mirada (incomoda) del ayer

Un fin de semana cualquiera, despertar y salir al Persa Bío – Bío, siempre será una decisión que generará ansias infantiles, esa sensación a lo desconocido que ocupa los pensamientos cuando se va camino a ese barrio comercial.

Texto: Sebastián Lazo Siriani

Fotografría: Miguel Lara Urzúa

Persa Bío - Bío / Barrio Franklin

Visitar el barrio Franklin y su feria persa es una contante sorpresa. Nadie sabe con qué se va a encontrar, o qué experiencias tendrá caminando por los galpones o carros de comida que inundan el sector.

Hoy, el Persa Bío – Bío es un lugar de encuentro, es un espacio de Santiago, donde todas las clases sociales se amalgaman y encuentran un valor agregado a los desechos, a cachureos o a esas reliquias que le son propias a unos pocos.

Persa Bío - Bío / Barrio Franklin

Es fácil recurrir a escribir sobre el ayer y la nostalgia en el Persa, por que es lo primero que se siente. Se viene a la mente cuando uno ve un símil del velador de la abuela, la replica del vaso de  Fido Dido que alguna vez se tuvo, o esas revistas que estaban en las salas de cada casa. No obstante, el Persa hoy es sinónimo de carencias y a la vez, un placebo.

Persa Bío - Bío / Barrio Franklin

Es innegable que el centro comercial de Franklin es divertido y llama a recorrer sus pasillos una y otra vez, buscando esa baratija, o ese peculiar personaje que hace de tu día algo distinto, pero no se puede negar que los que van al persa -me incluyo en ese estrato- están buscando esa mesa que tenga ese no se qué, ese adorno que los hace distinguir, ese equipo de sonido que los hace ser únicos. El Persa Bío – Bío, es la cura del ego de muchos.

Persa Bío - Bío / Barrio Franklin

Por que hoy el Bio – Bio, es el repositorio de casi todo el comerció establecido, es más, las gangas que se encontraban años atrás van en retirada, para dar paso a los mismos precios que en el retail. El Persa incluso, malversando el término tan en boga “vintage”, puede caer en valores irrisorios por productos que solo lo valen en el narcisismo de cada visitante.

Persa Bío - Bío / Barrio Franklin

El Persa es un lugar fascinante y hace trabajar la memoria como pocos espacios, de eso no hay duda, ya que la radiografía etárea que se encuentra es de más de medio siglo, tocando tanto a los de sesenta, como a los que hoy tienen veinte, pero también tras ese glosario de época se levanta estatus e intereses, que de no ser por los mismos que lo visitan, el “Bío” no tomaría el vuelco que ha tomado hoy día. El ayer es más que un negocio, es un compañero, muchas veces, pretencioso.

La galería completa la puedes revisar pinchando aquí.