Menly Project: Nuevo espacio, viejo oficio

Hoy existe una proliferación, una moda, donde los hombres se ocupan de su aspecto, ciñéndose a un estándar de apariencia. Ahí, la barba y ciertos cortes de pelo son los que se deben llevar para estar a la “moda”. Esos motivos hacían que ir a estas barberías me resultara un tanto complejo, ya sea por prejuicio o falta de costumbre. 

Fotografía: Miguel Lara Urzúa

Texto: Sebastián Lazo Siriani

Menly Project / Barbería

Intentando romper esa barrera, me acerque a Menly Project (MP), ubicada en Antonio Varas 443, Providencia. Quería romper mi pobre pensar y para eso, tenía que decidirme.

Amablemente Danilo Romo, ideador de este espacio, nos atendió. Desde un comienzo sabes que vas a algo más que cortarte el pelo y cuidarte la barba. En su salón saca sus tijeras y mientras conversamos, despunta y da forma a la historia de su barbería. Asume que hoy existen muchos lugares donde cortarse el pelo o arreglarse la barba, y que hoy es fácil pararse en una ola que está en su punto más álgido, pero él no se acepta dentro de ese saco. Romo dice ser diferente.

Menly Project / Barbería

Danilo cuenta que este oficio lo aprendió por circunstancias, no fue algo que nació en su inmediatez. Antes trabajaba en una reconocida cadena de peluquerías santiaguinas, y ahí encontró un nicho poco explotado: los cortes masculinos. La mayoría de los peluqueros le hacían el quite a los hombres porque el precio era más bajo que el de las mujeres. Entonces, Romo encontró el espacio donde desarrollarse.

Menly Project / Barbería

Teniendo la experiencia más acabada de su oficio, intentó fraguar su propio negocio. Lo mezcló con su pasión por el street art y construyó un lugar donde no se impusieran uniformes y/o cinismos.

Logró levantar un lugar donde no solo te cortas el pelo y te vas. En Menly Project vas a conversar, vas a un club donde te atenderán personalizadamente, porque te conocen, o lo intentan. En esa silla, mientras cortan tu cabellera y acicalan tu barba, se construyen historias, e incluso amistades que trascienden ese momento entre tijeras y navajas.

Menly Project / Barbería

Entre tijeretazos el tiempo pasa y salgo del 443 de Antonio Varas con una idea diferente. No sé si todas las barberías son como Menly, pero ella me cambió el prejuicio de lo que puede llegar a ser un lugar así. Esta barbería es un pretexto para encontrarse con amigos que aun no conoces y de pasada, te vas con una nueva y renovada apariencia.  Danilo Romo tenía razón: Menly Project sí es un lugar diferente. Y eso, se agradece.

Menly Project / Barbería

La galería completa, revísala pinchando aquí.