MALPEGADOS

Plumas, pintura y pasión, envoltorios de un soñador que se mezclan dentro del  taller-hogar de Pipo Zúñiga. Ahí, él crea, diseña y olvida el mundo exterior. Se respira Imaginación en el ambiente, paredes dibujadas e innumerables trabajos por todos lados, inspiran creatividad. Una tarde con el artista nos muestra un poco más de su persona, motivaciones y expectativas.

Texto: Rize Locum

Fotografía: Miguel Lara Urzúa

Mientras a sus 15 años pasaba un desordenado año escolar, su madre le obsequia un atril con el cual desarrolla un talento que residía pasivo. Sus ilustraciones fueron mutando a medida que la práctica y las influencias de la vida en general causaban efecto sobre sus diseños.

Estudios de publicidad y dirección de arte junto a su talento, le dan la oportunidad de trabajar en Argentina por una temporada, lugar donde conoce a Fernando Pandullo (fotógrafo) y luego juntos comienzan a intervenir muros. De una mixtura entre pintura y fotografías hechas en paredes de la capital, nace su proyecto llamado MALPEGADOS, nombre que hacía referencia a lo poco prolijo de los primeros trabajos. El proyecto representa su arte y hoy por hoy  es su sello personal, el cual ha sabido manipular a tal punto que una reconocida marca nacional lanzó una colección de poleras con sus llamativos personajes.

Con la vuelta a Chile y después de lo experimentado asumió que en realidad sus aspiraciones en lo profesional no estaban siendo llenadoras a cabalidad y que el sub mundo en el que se podía llegar a relacionar no era de su total agrado. Esto, mezclado con su rechazo a un cierto toque de elitismo, son  los propulsores de un trabajo auto gestionado e independiente, y que hoy es parte fundamental de su vida, sus obras y cada paso que da. Con algunos proyectos por realizar, Pipo Zúñiga no para de soñar, de aprender y de dar un pincelazo al Street Art Santiaguino.

 “Me considero un ilustrador que hace monos donde me pongan, el graffiti no me identifica, pero aun así me nutro mucho de él y sus exponentes. Diseño, dibujo, me entretengo aprendiendo de todo, por ahora no busco nada, me dejo sorprender por la situación, voy, pinto y me siento pleno. Las cosas se van generando solas gracias a la vida, el apoyo de mi familia y amigos. Está resultando bien mi trabajo”

Si quieres revisar su galería completa, pincha aqui, y si quieres  ver más de su trabajo, revisa su web, www.malpegados.com