Last Show: Sudor, agresión y unión

Sin barreras fue el lema que definió lo ocurrido en San Diego 1455. El recinto capitalino recibió tanto a fanáticos del Metal más bestial, como a los fieles del Hardcore con el único fin de enardecer a la gayada que apoya la escena nacional con intensidad y compromiso.

Texto: Sebastián Lazo Siriani

Fotografía: Miguel Lara Urzúa

El local era literalmente un infierno, la temperatura en aquel espacio no le era indiferente a nadie, pero la verdad que no importaba, lo único que se hacia notar eran las ganas de los asistentes de entregarlo todo al son de guitarras y baterías revolucionadas.

En primera instancia se presencio el último show de Mountains, quienes tuvieron la responsabilidad de abrir este ambicioso y loable evento. Su fanaticada respondió y los muchachos lo dieron todo arriba de las tablas. Luego vendría Caminos, agrupación que añadiendo elementos sutiles a su hardcore punk generaban una atmósfera que rosaba lo “emo”, puede gustar o no, pero el quinteto tiene una apuesta clara.

El Last Show estaba en pleno desarrollo y era turno del Hardcore/Crossover de Intenta Detenerme, lo mostrado por esta agrupación fue energía pura, la vibra que brotaba de sus piezas era pujante, interesante por decirlo menos. Luego a escena 562 y vaya que sorpresa dieron estos cinco músicos, fueron uno de los puntos altos del espectáculo invitando a Matías y a Punto de Nuclear a sembrar el caos y la cosecha fue eso, una anarquía y brutalidad que en el mosh pit se respiraba, todo un acierto.

Ahora venia la segunda parte del evento y esta empezaba con Lefutray, fue la primera banda de Metal en aparecer en escena y tuvieron una presentación digna del estilo, sonaron mas pesados y se sentían los mazazos de sus percusiones y el rugir de sus guitarras. La noche se estaba tornando más oscura .

Estas líneas son especiales, son dedicadas a Cenizas, la joven banda que se atrevió a juntar mundos disimiles en un mismo escenario. La banda estuvo firme y mostro tener seguidores, el espectáculo por un momento fue exclusivamente de ellos y se hicieron sentir como los dueños de casa que eran, dedo para arriba por su pasión y compromiso a con una escena que se intenta levantar constantemente.

Era el momento de los peso pesado de Last Show, en primera instancia aparecía All Tomorrows y nuevamente no defraudaron. El cuarteto deja claro que son uno de los habitantes del olimpo del Metal nacional. AT aprovecho de promocionar su “Sol Agnates” (2015) y estremeció al publico nota tras nota, sosteniéndose en una técnica exquisita y en una intensidad que les ha ido dando el bagaje de tocar más y más en vivo. Los creadores de ‘Undying seasons’ una vez más golpearon la mesa, no dejando a indiferente a nadie, bajando de San Diego 1455 como unas verdadera maquinas del metal más moderno.

Para cerrar este magno y honesto evento llegaba Nuclear, la banda oriunda de Arica que se ha ganado un espacio en el concierto internacional y que llegaba a este Last Show con “Formula for anarchy” (2015), este era el cierre perfecto para tanta energía detonada durante el día, ellos eran los indicados para unir las corrientes que confluían en este show. Los thrasheros hicieron lo que mejor saben hacer, golpear, golpear y golpear mediante su música, la descarga de adrenalina fue incivilizada, todo un lujo poder presenciar a los que tal vez, hoy por hoy, sean la mejor banda de Metal de Chile.

Con un total de ocho agrupaciones el Last Show llego a su fin en su quinta versión y el proyecto ambicioso y demencial que se propuso al final del día no pareció tan descabellado, la gente respondió apoyando a los héroes locales y a los emergentes que buscan un espacio. LS sin lugar a dudas deberá ganarse un espacio en la escena, es una instancia única que deja entrever que esto es cosa de un mensaje, una actitud frente a la vida y no un abanderamiento por esto o por lo otro. El último show de año termino, dando la impresión que los ultimo siempre serán los primeros.

Para ver la galería completa, pincha aquí.