Lapsus Dei: Madurez en sus entrañaz

Tuvimos el agrado compartir unas cervezas, donde salieron atractivos puntos de vistas, se habló de la banda, sus perspectivas, su show de soporte a Katatonia y su futuro. La mesa está servida.

Nota: Sebastián Lazo Siriani

Fotografía: Miguel Lara Urzúa

Cuando se comienza a escuchar música y se inicia la identificación con alguna corriente en especifica siempre se creer que, las bandas o músicos que se siguen obedecen a un riguroso patrón, éste casi de moralidad a con su estilo, sin embargo, pasa el tiempo y las concepciones van mutando y  la comprensión del medio comienza a cambiar drásticamente, cambios que muchos esperan que se vean reflejados en el crecimiento personal y de lo que uno profesa.

Lapsus Dei apela a ese acontecer y sentir, La banda tiene claro que sus 18 años han sido a cuestas, pero son esas dificultades los han llevado a lo que son hoy en día.

La formación actual de la banda confiesa que es grato poder trabajar y hacerlo bien, con gusto.

Rodrigo, miembro fundador de la banda explica:

“Decidimos priorizar el fiato personal, antes que la destreza instrumental… Ahora logramos conjugar las dos cosas… La banda se ha transformado en una pequeña familia”.

El cuarteto manifiesta una libertad y honestidad a la hora de componer, donde la sinceridad entre sus miembros es un factor a tener en cuenta, eso se nota al hablar con ellos.

 La vitrina que la banda ha tenido desde que viera la luz su placa “In Our Sacred Places” (2015), les ha significado ser el numero soporte para una banda como Amorphis y ahora les significa compartir escenario junto a Katatonia el próximo 31 de agosto, todo esto sumado a la gran cantidad de shows locales que han tenido.

Para esta ocasión la banda pretende llevar su mejor material, sin embargo, el principal objetivo de ellos es poder sentir la energía del público.

Al respecto Luis, baterista de LD, comenta:

“El público nos manifiesta ene apoyo, es una energía que se siente en el escenario, eso es más menos lo que espero que suceda ahora. A través del trabajo que hemos hecho en el tiempo, que todo lo que ha pasado se refleje en esa forma… Esperamos pasarlo bien”

A esa respuesta Rodrigo añade:

“Sabemos que Katatonia, bandas así las podemos ver una vez al año o cada dos años y el disco que traen ahora es espectacular, se han reinventado, cosa que es muy difícil. Esperamos absorber todas esas buenas vibras que van a tirar ellos para seguir adelante” 

Pasando a otros menesteres, el cuarteto se dio el tiempo de hablar sobre la escena a la cual pertenecen y se atrevieron a ampliar sus opiniones frente a lo que es la música nacional en general. Lapsus Dei comprende que en la escena metalera más tradicional hay una deslealtad y eso vendría  a ser un reflejo de lo que es Chile, un país super individualista, donde bandas esperan el tropiezo de unos para poder emerger, en vez de preocuparse de brillar por su propio esfuerzo.

Tema interesante, que lo desarrolla Julio:

“Hay mucho chaqueteo, si a una banda le va bien, todas las bandas alrededor dicen  – ojala no le vaya bien, para que a mí me vaya bien -. Son pocas las bandas que pasa de que a una banda le empieza ir bien y las otras bandas dicen – Ojala le siga yendo bien, para que a la escena en sí crezca -. Esto último lo he visto mucho en bandas nuevas, que se alejan un poco del metal y empiezan a experimentar un poco más, se nota que son de mente más abierta… No hay un concepto de colaboración entre las bandas, se da muy poco”.

LD es enfático y piensa que es un reflejo de la idiosincrasia del chileno y eso se análoga a todo orden de cosas, para la banda esto se desarrolla desde lo macro a lo micro, influyendo en un contexto generalizado, pero que bajo la perspectiva de ellos ha comenzado a cambiar. Ellos están al tanto de lo que está surgiendo y ahí reconocen un valor importante, están al tanto de que se deben diversificar y abrir a nuevos escenarios, por que el ser “metalero” no excluye el poder congeniar con otros estilos hoy en día. Lapsus Dei se reconoce y no rechaza las etiquetas impuestas, pero ellos apelan a su arte como lo que les nace, para ellos no hay límites y será su decisión el camino a seguir, la transversalidad es su horizonte, sin desmarque, hay un hambre voraz.

Lapsus Dei muestra una propuesta que va hacia adelante, esperan que su trabajo hable por si solo y sea él que determine su lugar. La banda expele una madurez que es interesante, es atrevida, ya que busca abrir los ojos de muchos con su propuesta. No se está en frente de una banda pretensiosa, sino se conoce a un con intención y eso hoy es impagable.

Lapsus Dei muestra una propuesta que va hacia adelante, esperan que su trabajo hable por si solo y sea él, el que determine su lugar. La banda expele una madurez que es interesante, es atrevida, ya que busca abrir los ojos de muchos con su propuesta. No se está frente a una banda pretensiosa, sino que, se conoce a una con intención y eso hoy es impagable.

Recuerden que si desean ver la propuesta LD, ésta se presentará el próximo 31 de agosto, abriendo el show de Katatonia en el Teatro Cariola.

Preventa 1 (sólo 200 entradas) / AGOTADA
Cancha: $25 mil
Platea: $18 mil
Palco: $33 mil

Preventa 2
Cancha: $29 mil
Platea: $20 mil
Palco: $33 mil

Día del show

Cancha: $33 mil
Platea: $25 mil
Palco: $33 mil

Videos:

Katatonia Old Heart Falls https://goo.gl/ck5Ep6
Lapsus Dei Absences: https://goo.gl/z3FGiv

Produce The FanLab / Más informaciónwww.thefanlab.cl / Facebook / Twitter / Instagram