La Bestia de Gevaudan y Dixie Goat: extrañas e interesantes disonancias

Último viernes de junio de este 2017, sala SCD de Bellavista y una nueva oportunidad de estar frente a la atrapante y visceral Bestia de Gevaudan, acompañados, esta vez, por unos interesantes y sabbaticos Dixie Goat (DG). Una noche que amalgamó los sonidos más rudos del hard rock, hasta esos parajes fantasiosos que acostumbra a entregar los autores de “Feral”.

Texto: Sebastián Lazo Siriani

Fotografía: Rodrigo Vilches

LBdG - DG

Como era de esperar en el recinto de Santa Filomena, el show comenzó puntual y el power trío Dixie Goat, sin prisa, pero sin pausa, fue escalando en intensidad, haciendo que sus piezas, cargadas de tonos áridos y machacantes construyeran una sólida presentación.

LBdG - DG

Claramente influenciados por los sonidos proto metálicos y hard rockeros, el trío formado por J.P en la batería, el histrionismo de K.F en bajo y la cadencia setentera de Nikk en voz y guitarra, hace de DG una agrupación que no innova ni reinventa, pero sí sabe tocar y hacer buenas composiciones en el estilo que profesan. Dixie Goat apela a una formula probada, una que difícilmente fallará.

LBdG - DG
LBdG - DG

Vendría el turno del cuarteto de Gevaudan, el mismo que pocos días antes fuese confirmado para acompañar a los inmensos Neurosis el próximo diciembre en la Blondie, motivo suficiente para conocerlos y ver que tiene esta banda que de a poco va generando ruido y del bueno.

LBdG - DG

La hora llegaba y ‘Espejos’ furibundamente azotaba los oídos. La presentación de La Bestia empezaba con hostilidad, para hacer lo que mejor hacen: plasmar su música como espacios de desahogo y reflexión. Así pasaría la nueva ‘Antimateria’, la apacible y onírica ‘Fig 5’ y otras conocidas. Lo más interesante fue encontrar a un ‘Gigante de Piedra’ y a una carnívora ‘Caracal’, nuevas composiciones, que demuestran que la banda comandada por Diego Yañez evoluciona y no se queda en los laureles. Estas piezas denotan una mayor sapiencia.

LBdG - DG

El show logró aprisionar y cautivar los oídos de los asistentes, pero una extraña desprojilidad en el sonido de la banda les jugó en contra, no alcanzando el trance y experiencia que La Bestia de Gevaudan usualmente propone. La colaboración junto a Ana Carolina Ojeda de los doomers nacionales Mourning Sun, se sintió extraña, sin producir nada particular y pasó sin pena ni gloria. Una rareza.

LBdG - DG

Fue una fecha entretenida, La Bestia de Gevaudan y Dixie Goat jugaron sus cartas y lograron entretener al público con sus propuestas. Ciertos problemas técnicos restaron al final del día, pero que más da, en una noche de propuestas.

Revisa la galería de la fecha aquí.