Jimmy Fernández: “Tuve que volver con la Pozze porque anímicamente algo me faltaba”

En los 90 el hip hop nacional cambió con la llegada de Jimmy Fernández a Chile. Creó la Pozze Latina, cantó el himno “Chica Eléctrica” y se convirtió en el rostro de toda una escena. Hasta que la banda se separó y por 12 años intentó pararse solo en los escenarios. Ahora, de vuelta con la banda, se presentará en Lollapalooza por primera vez. “Es mejor vivir de las viejas glorias que de un trabajo que no le gusta a la gente”, dice.

Texto: Amanda García

Fotografía: Miguel Lara Urzúa

Jimmy Fernández / La Pozze Latina

Hubo un momento en su vida en que Jimmy Fernández no quería saber sobre la Pozze Latina. La banda había terminado y él cantaba solo, en distintas bandas, donde le pidieran. Y en 2003 una de esas invitaciones fue telonear a Shakira en su “Tour de la Mangosta”. En el Estadio Nacional la colombiana llevó a 40.000 personas.

Me presenté y tenía 11, 12 músicos a mis espaldas. Al día siguiente del concierto estaba en mi casa, sin un peso en los bolsillos, sin nada qué hacer. Cómo es posible que un hueón que toca frente a esa gente y abre un concierto, al día siguiente esté en su casa, sin nada qué hacer. 

Jimmy Fernández / La Pozze Latina

¿Recibiste críticas de tus pares por tocar con Shakira?

Seguramente hablaron, pero nadie me dijo algo a la cara. Tenía que quemar todas esos prejuicios, derrumbar esas ideas. Era lo que tenía que hacer para realmente dedicarme a esto, si no, iba a terminar haciendo música para mi, solo, en la casa, y escupiendo puras hueas terribles. Muchos caen en eso y no logran salir.

¿Qué pasaba con la Pozze Latina?

Yo salía a la calle y me gritaban “Pozze Latina”, y yo me enojaba, les decía que se fueran a la mierda, que no quería saber de ese nombre. No podía utilizar la marca, comencé con mi carrera de solista. Tocaba con unos grupos por aquí, otros por allá. Vivíamos más o menos, tratando de hacer música, pero lo que yo escribía era muy denso.

Jimmy Fernández / La Pozze Latina

¿En algún momento perdiste la fe en la escena hip hop de Chile?

No, nunca perdí la fe. Hubo momentos difíciles para dedicarse y vivir de la música. Pero llevo más de 20 años, los primeros 15 fueron así, primero bien, después mal. Después se daba la vuelta. 

Llegaste a vivir a Chile en 1988 ¿cómo era el hip hop entonces?

Llegué a un país super gris, como una foto antigua. Los que bailaban breakdance en 1988 bailaban como si fuera 1983, con pasos super antiguos. Llegué a Santiago con un montón de información sobre el hip hop. Acá solo se bailaba breakdance y yo traje el Beat Box. No se hacía graffitis, no hablaban de los tags, de los MC, de la mentalidad detrás de esto. Yo no tengo a Allende y Pinochet en la mente. Es heavy y por eso me desconoce mucha gente.

Jimmy Fernández / La Pozze Latina

¿Por qué?

Porque todos tienen ese chip acá. Eso te marca, pero no puedes tener el prejuicioso con alguien que no lo vivió. No sé si decir “qué bueno que no lo viví” o “comparto tu dolor”. Hay un resentimiento y muy heredado también. Lo siento todo el rato.

¿En qué trabajaste cuando llegaste a Santiago?

Trabajé en una joyería, en reparación de anillos, aros. Tenía libros de diseñadores de joyas y las viejas pedían algo y yo hacía las réplicas. Subí de un taller en Pajaritos a una boutique super exclusiva en Alcántara y ahí me ponía a escuchar mis cassetes de rap en el taller. Así me contaron que unos locos se ponían a bailar breakdance en un callejón en el Paseo Ahumada.

Jimmy Fernández / La Pozze Latina

¿Con qué te encontraste?

Con unos humoristas y con un tipo que bailaba como Michael Jackson. Llegué hasta un pasaje que se llamaba Bombero Ossa y me encontré con unos locos que estaban ahí, esperando que el tiempo pasara.. Llega uno, dos, tres, uno se tiraba al piso, otro bailaba. Yo pensaba “¿y a esto se referían?”. Después nos hicimos amigos y ellos fotocopiaron mi libro de rap. Le llamaban “la biblia”. Después les caí mal y decían que yo me creía la raja. 

¿Cuándo te metes de verdad en el hip hop?

Gracias a Pedro Foncea (De Kiruza) vi la posibilidad de desarrollar mi inquietud rítmica con ellos. Fui a su sala de ensayo, y apenas entré agarré el micrófono y me puse a hacer un beatbox. Pedro me dijo “estás en el grupo”. Después vi la necesidad de formar un grupo. Le puse “latin posse”, que se transformó en “latin pozze” y después caché la idiosincracia de la gente de acá que leían tal cual estaba escrito. Con el primer disco le pegamos el palo al gato heavy. Fuimos el primer video de hip hop en MTV Latino. Después Control Machete se fue para México y daba entrevistas reconociendo a la Pozze Latina como casi sus padres.

Jimmy Fernández / La Pozze Latina

¿Cuál es tu relación con la canción Chica Eléctrica?

La hacemos en 1998 y  la lanzamos en 1999. No la escribí yo, la hacen tres personas. Chica Eléctrica me da lo mismo, no tengo gran ego depositado en esa canción. Creo que tengo más orgullo por el trabajo de banda que hemos logrado ahora, la puesta en escena. Estoy concentrado en el nuevo material, todo el rato. 

¿Buscas superar lo anterior?

No sé si superar, pero sí fluir con la música. Me puedo frustrar tratando de superar a Chica Eléctrica, porque ese es un clásico. El Diablo con DJ Bitman y El qué saben, esos temas son para ratos, esos teman van a quedar siempre. Cuando decidí irme del grupo salí en la primera plana de un diario

¿Te da miedo vivir de viejas glorias? 

Si viviera del pasado, no estaría sacando nada nuevo, pero creo que es mejor vivir de las viejas glorias que de un trabajo que no le gusta a la gente. Eso es terrible.

Jimmy Fernández / La Pozze Latina

¿Cómo fue trabajar sin la Pozze Latina?

Mi último disco tiene en su interior 6 video clips en mp4. La pega está ahí adentro. Si me preguntan qué he hecho estos 12 años he hecho giras, estuve con Bitman en México dos veces, comenzamos las fiestas Ay mamá! que duraron 7 años. Caleta. Envié mi disco a China y toqué allá cinco veces. 

También participaste por tres semanas en el reality Pelotón

Yo antes era ultra prejuicioso con la tele y los realities. Lo pensaba y era un rechazo inmediato. Pero de alguna manera tenía que “sobrevivir”. Me refiero a que hay que cambiar muchas cosas, comenzando por uno. Dejar de ser tan prejuicioso. Yo estuve con Villa Cariño trabajando 4 meses, hicimos una versión de Chica Eléctrica. Esa invitación duró 4 meses, y toqué más de 100 veces. ¿Queremos vivir de la música? ¿Queremos hacer lo que nos gusta? ¿Estamos dispuestos a trabajar? Trabajemos entonces.

Jimmy Fernández / La Pozze Latina

¿Eras prejuicioso con la cumbia?

Sí, pero ya no. Como personas nos vemos envueltos en lo que la gente espera de nosotros y por lo que tenemos que rendir. Es una máquina. En este minuto hay muchos músicos de hip hop que son más estrictos. Mientras tus padres te paguen el arriendo y la comida, y tu mamá te lave, la ropa, perfecto. Yo también fui joven y fui super idealista. 

¿Fue muy dura la cachetada de realidad?

Sí, mucho desaparece en el intento. Cuando me fui a vivir a Panamá, fue por 9 meses, simbólicamente lo que tarde un niño en volver a nacer. Y ahí fue donde yo me rapé e hice los cambios necesarios para hacer mi último disco, que es Raza de Caza. Yo le ponía muchos “pero” a todo, entonces dije basta.¿Es esto lo que quieres de tu vida? Entonces haz lo que sabes hacer. Y trata de aprender alguna huea y da lo mejor. Si necesitas tu tacita de rabia, puedes tomártela, yo necesito crear cosas, por ahí va lo mío. Creo en la fuerza de atracción, lo que tú brindas es lo que tú recibes. Automáticamente, independiente de lo que te agobia, cualquier actividad si das buena vibra, se logra. 

Jimmy Fernández / La Pozze Latina

¿Por qué vuelves con la Pozze Latina?

Tuve que volver con la Pozze porque anímicamente algo me faltaba, lo reconocí rápidamente, necesitaba dar ese paso.

Y ahora por primera vez te invitan a Lollapalooza 

Tenía prejuicios con Lollapalooza, de que ese tipo de festivales era para cierto tipo de personas. Viviendo la experiencia y conociendo de adentro la huea me di cuenta de que hay mucha gente que viene de todos lados. Pensaba que era muy elitista.

¿Y ahora no te complica presentarte ahí?

Hace rato tuve que aceptar funcionar bajo este sistema capitalista. Nosotros no inventamos la huea, somos esclavos también. El error es de aquellos que piensan que por ser músicos tienen que ser una especie de superhéroes. Cuántos superhéroes se han muerto, cuántos talentos se han perdido por creer que tienen una capa. 

¿Conocías a los que artistas que vienen a Lollapalooza?

Uno se queda con los clásicos. He escuchado tanta música que los nombres no importan tanto. 

Jimmy Fernández / La Pozze Latina

El ping pong de la B

¿Infancia?

Panamá

¿Adolescencia?

Italia

¿Adultez?

Chile

¿Ídolo del hip hop?

Chuck D, Dr. Dre

¿Personaje de ciencia ficción?

Astroboy, Ultraman

¿Virtud?

Paciencia y calma

¿Defecto?

Posesivo

¿Disco de cabecera? 

Niggaz4Life de N.W.A.

¿Talento oculto?

Dibujar

¿Insulto?

Puta la huea

¿Halago?

Que parezco más joven lo que soy 

¿Orador en tu funeral?

Más que alguien en especial, me gustaría a ver a sin nombres, a NN, recordándome

¿Epitafio?

Las palabras a veces sobran

¿En qué reencarnarías?

En una ave, por lo libre

¿La Ley o Los Tres?

La Ley 

¿Si dependiera solo de ti, quién sería el próximo presidente de Chile?

Yo