Inverness: Inviernos cálidos y emocionales

Sábado en la noche. La temperatura baja, el barrio Bellavista atestado de su bohemia y en Ernesto Pinto Lagarrigue 192 el público esperaba los introvertidos y emocionales sonidos de Inverness. La banda shoegazer nacional se agasajaba de los 8 años en aquel registro, que se llamó  “Iluminaciones” (2009) y sirvió para que su nombre apareciera en el mapa post – rock nacional.

Texto: Sebastián Lazo Siriani

Fotografía: Miguel Lara Urzúa

Inverness

El trío apareció en las tablas del Club Chocolate pasado las 22:30 hrs, en un inmejorable escenario, al son de ‘Cardos al atardecer’, de su más reciente registro “Después de mañana” (2016). El sonido de la banda acompañaba melancólicamente a los asistentes que en ese momento se acongojaban en las gradas del lugar, mientras aumentaba la intensidad del show.

Inverness

Los compositores de ‘Nubes’ y ‘La memoria del agua’, haciendo alusión directa a su relación con el director de cine, productor y guionista Matías Bize, tuvieron una interpretación impecable de sus piezas, dándose el gusto de invitar a Pepa Hidalgo de Población Parlante, abordando ‘Respira’ y  además fraguando un pequeño set acústico en alusión a la celebración de su primer LP. Un lujo, por decir lo menos.

Inverness
Inverness

Fue una velada donde los sonidos más alternativos, depresivos, emotivos y viscerales se dieron cita. Son 8 años de crecimiento y maduración musical, y a pesar de uno que otro problema de sonido y una baja asistencia de público, los comandados por Rodrigo Jarque demostraron que son una agrupación sólida, que se basa en piezas emocionalmente ricas, dejando de lado ese show, muchas veces, falto de corazón. Inverness no es música para todos, pero nos lleva a lugares que todos conocemos.

Inverness

Revisa la galería completa del show aquí