Hojas de concreto, letras de ensueño

Hoy intervenir la ciudad es común y es algo que con solo mirar alrededor se evidencia que no hay lugar de ésta sin que no tenga una marca. Frente a esta situación se puede comenzar a diferenciar quienes lo realizan por ocio y quienes lo hacen con algún motivo, de manera de poder entender y comprender disciplinas que no muchos comprenden.

Texto: Sebastián Lazo Siriani

Fotografía: Miguel Lara Urzúa

Es interesante ver el trabajo de Claudio Cuevas, aka “Jeinst”, quien se dedica a la elaboración de caligrafía urbana, la que denota trabajo y una intención que yace en el reconocimiento del artista por medio de su obra.

Jeinst apuesta a los intrincados caracteres, los que no destacan por su originalidad a simple vista, pero que para los más entendidos en la materia reflejan el querer hacer a un más técnico el trabajo e interpretación de los tags callejeros. El arte de Cuevas es para unos pocos.

El nicho a quien recurre el arista está plagado de quienes hacen trabajos similares a los de él, pero es ahí donde destaca y es en ese lugar donde su obra obtiene mayor valor, ya que sobresalir en un pequeño y plagado circulo de artistas, demuestra con la inteligencia y talento con que se ejecuta cada firma. Quien se hace llamar Jeinst se mueve con colores propios en una esfera  donde abundan los lugares comunes.

El artista aborda con elegancia las superficies que trabaja, propone constantemente y eso se trata el arte, proponer. Cuando abundan los que copian, el solo intentar mejorar una vapuleada e incompresible disciplina ciertamente se agradece. En las urbes hay más de lo que los ojos pueden ver.

Puedes revisar la galería completa de Jeinst pinchando aquí.