FERIA LOCAL: Enseñando y aprendiendo

¿Cuán valioso es poder reunir a personas con un mismo sueño? Feria Local lo consiguió, y en esta edición logró sitiar esas visiones en un solo lugar.

Texto: Sebastián Lazo Siriani

Fotografía: Miguel Lara Urzúa

La feria que tuvo lugar en el “Taller Ortiga”, se prestó como la instancia precisa para que conocedores y aficionados se dieran cita, para poder disfrutar de expositores, charlas y diversos estudios que mostraban su trabajo.

El ambiente fue ameno, el recinto de Padre Orellana 1256, recibió gente dichosa, la cual fue a disfrutar de dos días de autogestión, de disciplinas  que no se creen viables, pero que con ganas y algo de tesón, pueden ser instancias de enorme satisfacción personal.

La serigrafía, el diseño y la ilustración, invitados privilegiados, dieron las directrices para que prendas y papel transmitieran el arte de quienes estuvieron allí.

Feria Local fue un lugar familiar, donde la comida y la música amenizaban un certamen que muestra a al mundo conservador que, los que sueñan poseen una gema, dejando arcaica esa pobre idea, donde la felicidad radica en satisfacer el hambre de un aspiracionismo social. Aquí hay validación y esa que vale.

La galería completa del evento, pinchando aquí.