FAYA: Buscando maestros

Faya ha trabajado con renombrados artistas nacionales. Maestros en su disciplina. Muralistas y grafiteros colaborando mutuamente, mano a mano. Eso ya lo sabemos, pero luego de un tiempo sin saber de él ¿En que está ahora este marino urbano, este pescador de sueños?

Texto: Jorge Lobos

Fotografía: Nathaly Arancibia

Faya

Parte importante de su obra transmite un alter ego del mismo. Una suerte de “viejo” Faya. Un hombre maduro, curtido y anciano que pareciese representar una sincera  busqueda de la sabiduría que rememora a su más grande maestro, su abuelo. Este ejercicio emotivo y extremadamente personal que experimenta al momento de crear, le permitieron conocerse muy íntimamente; entenderse y extenderse desde su manifestación más escencial, y vivir como un ser anacrónico y extemporáneo, caminando al ritmo del Charleston.

Faya

Comenta anecdóticamente, que alguna vez plasmó su trabajo en el tatuaje tradicional americano. Algo que dejó rápidamente ya que nunca logró generar un real interés por el oficio: “Tenía muchos amigos tatuadores de verdad. Era una falta de respeto para mi estar lucrando con ello, ya que nunca me interesó mejorar”. Esa decisión fue trascendental para abordar el camino que recorrería hacia delante como artista. Finalmente cierra, apelando a  su incapacidad de concentración. “Tenía que hacer una sola cosa, no podía poner cincuenta por ciento en una cosa y treinta por ciento en otra  y veinte por ciento más en otra, tenía que ser todo al cien”.

Faya

Faya trae algunos temas a la mesa. Acerca de intentar ser simple, real, amable, sincero, y cariñoso con vuestros pares, algo que se torna difícil entre tantas personas que pareciesen de utilería en estos días.  Nos habla de los conflictos existentes en las redes sociales, y de la busqueda de los likes para ganar representación dentro del medio. Cientos de personas conocidas, artistas, blogeros, influencers y youtubers, han ido construyéndose en base a conceptos que escapan de su interés en la actualidad. Cosas que pareciesen ser en general más que nada frivolidades, pero él intenta no hacer juicio al respecto, ni tiene interés en generar polémicas.

“De cada uno de los personajes que he conocido he aprendido, pero sobretodo de los que parecieron más complicados, soberbios o distantes”

Faya

Puedes revisar la galería completa pinchando aquí.