El Muro del Final: Donde convergió el arte

Este año perfil B viene renovado, apostando y así lo mostró al exponer, con ayuda de Rothhammer y The Cap Company, las obras de Aldo Rojas Calderon y de Miguel Lara Urzúa en Humano Bar, bajo el nombre de “El Muro del Final”. La instancia sirvió para demostrar que en la diversidad de tendencias y sus mezclas existe un potencial increíble de comunión y creación que no muchos vislumbran.

Texto: Sebastián Lazo Siriani

Fotografía: Rodrigo Vilches

Se estaba frente a una jugada distinta, donde se intentaba formar un cruce entre afiches callejeros, vinculados al mundo del Rock y Metal principalmente, junto con fotografías de la cotidianidad más callejera. La calle era el concepto, pero tratada bajo una cruda elegancia alejada de las caricaturas.

La puesta en escena contó con la participación musical de La Bestia de Gevaudan, quienes atraparon a los asistentes con sus apaciguas melodías que explotaban épicamente, entregando una atmósfera tensa, llena de vaivenes sónicos. Toda una experiencia para los que estuvieron en el local de Chucre Manzur 8 esa noche.

Otros que se hicieron presentes fueron el trío de Hip Hop Bumaye, que con sus liricas y melodías llenas de Groove llamaron la atención del público que buscaba algo más apacible y ameno. Una apuesta diametralmente opuesta a LBdG, pero que hacía notar la intención del evento, había espacio para todos y de eso perfil B se iba hace cargo.

Todo este delicioso popurrí estuvo amenizado por la música House y Electrónica del DJ Qasio, quien entrego la justa atmósfera para que la gallada asistente a EMdF se sintiera cómoda y sus anchas.

Esa noche, mientras se oscilaba entre el Rock, el Hip Hop y la Electrónica fue posible formar una masa ecléctica de gustos en un espacio que se prestó para semejante experiencia, solo eran las buenas vibras las que circulaban por el lugar y eso se lograba palpar en el ambiente donde las risas y cerveza se mezclaban con la conversación y diversos semblantes y movimientos asistentes al evento, experiencia que se debe considerar nuevamente.

Aquella noche perfil B acertó en su apuesta y dejo claro que con el apoyo de quienes están detrás de ellos pueden generar espacios disimiles y deleitables para quienes poseen una apertura de mente y desean absorber propuestas que unos creen que rayan en la locura, pero que ciertamente solo apuestan a creer que el arte está ahí para quien desea tomarlo, sin importar lo se crea ser.

Todo lo que fue el evento, puedes revisarlo pinchando aquí.