ECOS: La Vigilia / Los inicios de un persistente sonar

El próximo 14 de abril perfil B apuesta por sonidos alternativos de alto nivel en la velada titulada Ecos: La vigilia. La idea de esta instancia es apoyar, difundir y proponer situaciones donde la música sea elocuente y así diferenciarse de los múltiples, pero típicos eventos musicales.

Texto: Sebastián Lazo Siriani

En esta primera ocasión los encargados de provocar, de incitar al público son las bandas Bauda, Meridiano de Zürich y La Bestia de Gevaudan, estas tres agrupaciones, únicas en sus estilos, apelando a disimiles, pero no desconocidos sonidos entre ellas, entregaran un show para el recuerdo.

Bauda

Inicialmente fue el proyecto solista de Cesar Márquez, con sus ya 11 años de carrera, se ha transformado en una banda consolidada en su nicho, pero que hoy busca horizontes aun más lejanos. Apoyados en músicos de excepción, plagados de guiños al post – rock, shoegaze y el rock progresivo, la banda que hoy es un cuarteto,  descansa en “Sporelights” (2015), trabajo que les ha traído el reconocimiento internacional en múltiples medios especializados.  Bauda un deber para los que buscan la excelencia en el arte u oficio.

Meridiano de Zürich

Un quinteto instrumental diferente. Apoyados en visuales que incitan a viajar por una extrema introspección, llena de intensidad, como a la vez de serenidad, se muestran como una banda con un potencial increíble y que ya esta entregando sus primeros frutos. Variados listados especializados los colocan como una de las cincuenta bandas a tener en cuenta en el país (un dato no menor sabiendo la infinidad de agrupaciones que hoy en día llegan a los oídos del respetable). MdZ  en Ecos: La vigilia seguirá consolidando su paso apunta de lo que mejor saben hacer, su música.

La Bestia de Guevaudan,

Es la banda subterránea de Ecos: La vigilia, pero a la vez probablemente la más desgarradora. Clamando por sonidos que van desde el post – rock más gentil, el cuarteto posee la cualidad de entregar violentos tonos en su música. Sus piezas son una combinación inteligente entre vísceras y razón, entregando una experiencia difícil de asimilar, pero que a la vez es sumamente atractiva, ya que su propuesta genera conflictos tanto auditivos como emocionales. LBdG una bocanada asfixiante de emoción e intensidad que no se puede obviar hoy en la escena nacional.

Como pueden leer en Ecos: La vigilia, perfil B sigue mostrando las tendencias más alternativas del arte nacional, con la claridad que éste debe ser levantando grandes rótulos de calidad, dejando a un lado intentos mezquinos por mostrar lo que con sudor y hambre el artista plasma en su obra.

Entradas en  atrapalo.cl y sin recargo en la boletaría de M100.