Dentro de un corazón de cuarzo

Si se considera complejo definir Arte, definitivamente es mucho más difícil definir ZAINES. Según su autor esto viene del inglés, “sayness” y significaría algo así como necesidad de decir, sacar y plasmar. Al mismo tiempo, hay otros que lo llaman el SENIAZ, un profeta gráfico callejero o zen jazz, zen como la paz absoluta y jazz como el sonido estrepitoso de un caballo galopando sobre el asfalto.

Texto: palmeca

Fotografía: Zaines

El ZAINEZ – escritor suburbano de un códice secreto/público encriptado entre ladrillos y otras hierbas. Una gota en el océano flotando y cambiando su estado natural, tal cual la energía, no se crea ni se destruye, sólo se transforma. De fe sesgada y poseído por el flow encarna la necesidad de crecer día a día, apreciando el tiempo como un recurso no renovable, caracterizando cada instancia como única, asumiendo el pasado, viviendo el presente y proyectando el futuro.

El SENIAZ – entre conceptos y trazos se encuadra en la libertad, definido como un creador dentro de distintas plataformas, mago blanco, chaman contemporáneo, pintor alquimista y proyeccionista de la luz y de la materialización de distintos mundos, criaturas y horizontes.

Ambos seres, en una misma persona, simbólicos, complementarios y divergentes.

Si quieres ver su galería completa, pincha aquí.