Decur: “El trabajo tradicional me dejó a mí”

La vida de Guillermo Decurgez iba a ser totalmente distinta. Fue albañil, trabajó en General Motors instalando puertas en autos y terminó trabajando en un cibercafé. Hasta que conoció el trabajo del ilustrador Liniers, y el argentino se puso a dibujar. Así, encontró la salida a su depresión. Hoy, Decur publica en Latinoamérica y Europa, y está de visita en Chile por el Encuentro de Comic e Ilustración en La Reina. Sobre el arte y encontrar el destino a los 27 años, habla con Perfil B.

Texto: Amanda García

Fotografía: Miguel Lara Urzúa 

Ilustraciones: Decur

Decur

Fue en junio cuando nos enteramos de que Decur, el alterego del ilustrador argentino Guillermo Decurgez, visitaría Chile. Le escribimos un mail y desde entonces conversamos por dos meses por correos, hasta que llegó a Santiago. Este es el resultado.

Decur

¿Cuál es el dibujo del que te sientes más orgulloso?

El dibujo del cual más estoy contento es uno que hice en 2009 y cuanta la historia de un personaje que busca el amor a través de una carta con alas. Contento porque fue una de las primeras historietas que hice en mi vida pero más que nada por la sensibilidad y el mensaje en sí mismo.

Decur

¿Cómo fue dejar la secundaria?

Recuerdo a mi padre decirme: “Si seguís el secundario te compro un Fiat 600” y no le respondí… Creo que eso fue la confirmación para que el entienda que dejar era más fuerte que un Fiat 600.

Una vez que abandoné me vuelve a decir: “Bueno, te venís a trabajar conmigo” a lo que le respondí; bueno!

Así que dejé la escuela y me fui a trabajar de ayudante de albañil, de casa en casa… La verdad, fue hermoso porque eso me enseñó muchas cosas.

Decur

Suena como si trabajar de albañil fuera fácil, pero lo dudo. ¿Quizás se sentía más fácil porque cumplías las expectativas de tu papá?

No, no es fácil cuando a esa edad (15 años) tus amigos se juntaban para ir a la pileta. A mi no me cuesta hacer cosas con las manos, es más, fui criado así.

Las expectativas de mi padre era que yo estudie y no termine como él. Pero como sabemos… un niño aprende por lo que ve y yo lo veía a él trabajando en una fábrica y yendo de casa en casa como albañil.

¡Ahora voy de casa en casa pero con mis dibujos!

¿Tienes hijos?

Por el momento un chihuahua de un año

¿Eres hincha de algún equipo de fútbol?

No 

¿Qué cosa nunca dibujarías?

Hace poco me hicieron un encargo para que dibujara a Trump y no le hizo nada feliz. Creo que podría dibujar políticos pero antropomorfos o de universos paralelos.

Leí una entrevista tuya donde hablabas de la depresión. ¿Cómo fue esa época?

De 2003 a 2006 trabajé en una automotriz colocando una puerta por minuto hasta que mi columna me dijo basta. Con dos hernias de disco y muy mal remunerado me fui a estudiar diseño para dejarlo un año después por falta de dinero. En 2008 comencé a trabajar como empleado en un cibercafé y mi autoestima se fue al piso… en ese tiempo me di cuenta quién estaba a mi lado y quién no. Comencé a encerrarme en mi dormitorio y solo salía para ir a trabajar. Los amigos de toda una vida cero… sólo uno venía a ver cómo estaba y se daba cuenta lo que me estaba pasando. Estuve año y pico así y recuerdo que me gustaba mucho mirar los programas del cocinero Francis Mallmann por la pasión que le metía en todo lo que hacía y como vivía el día a día, como si algo dentro mío desease lo mismo, pero no saber en qué. Hasta que meses después conozco la obra de Liniers y mi vida cambió rotundamente, pasé de trabajar en el ciber a vivir un tiempo en Manhattan para hacer un cuaderno de viejo y todo gracias al dibujo. Conocí nuevos amigos y muchísimos lugares que ni hubiera soñado. Me encuentro dibujando una novela gráfica con ni más ni menos que Liniers y encontré la misma pasión que tiene Francis en su fuegos.

Decur

¿Qué aprendiste trabajando en un cybercafé?

Aprendí a dar el vuelto a la gente y una cantidad de conjugaciones verbales en las punteadas que se decían los chicos unos a los otros. Solo eso.

¿Cómo te acercaste a Liniers?

Fue en la feria del libro de Buenos Aires 2009. El daba una charla y yo fui especialmente a regalarle un cuadrito (que adjunto) e intentar decirle gracias, pero claro, el nunca se había imaginado en ese momento que me había salvado la vida… Lo supo después. Desde ahí nos hicimos amigos, pero cuando estoy con él siento todo el tiempo las ganas de decirle “gracias”. A lo que siempre responde; “Basta Decur, no me agradezcas más!” jaja

Decur

Qué lindo cuadro, me emocionó. Si no fuera por esta historia, por Liniers, ¿Dónde crees que estarías ahora?

¡Muchas gracias! Ufff qué buena pregunta… Nunca me la habían hecho. Podría no estar más en este mundo. Podría haber terminado en un álbum de fotos familiar o atendiendo un local de venta de peces y accesorios de acuario.

Decur

_____________________________________________________

Entonces, ¿se puede salir de una depresión?

Por supuesto, yo lo pude hacer.

Falta poco para que llegues a Chile! ¿Qué se siente?

Ayer regresé de un festival en Perú y hasta hace un par de horas estuve recuperando fuerzas.

Falta poco para Chile y me siento bien porque sea así. Siempre que regreso de Chile a casa me pregunto cuando volveré. ¡Así que feliz!

¿Cuáles son tus referentes en Chile?

Me gusta como viene usando la acuarela Shumeikers y la combinación de imágenes de Ale Acosta. Me dan bronca los guiones de Alberto Montt (en el sentido que me gustan muchísimo) Me gusta el lado oscuro de Tite Calvo y Francisca Álvarez Sánchez. También lo que hace Jacceramiquita.

Decur

¿Te gusta la idea de ser referente para el resto?

Me hace bien cuando alguien se me acerca y me dice: tu historia de vida me está ayudando mucho porque estoy pasando por algo parecido. Después si soy referente en el dibujo para el resto… realmente no pienso en eso ni me lo planteo.

Qué fuerte deber ser escuchar eso, saber que tú trabajo tiene ese nivel de impacto en la gente. ¿Cuál es la crítica que más te ha dolido?

Me lo acaba de decir mi padre: “Messi hay uno solo y como vos hay 4 millones”

El súper poder de los padres es tener las frases más hirientes.¿Cuál sería tu súper poder?

No sé si es un poder, pero cuando caigo reboto.

Decur

Jajajaja ¿Cuántas veces te dijeron que estabas loco por dejar un trabajo tradicional y dedicarte al arte? 

En realidad el trabajo tradicional me dejó a mí. En GM me gané doble hernia de disco y me tiraron a la calle. Pasé de ser el trabajador al pobrecito, del pobrecito al depresivo, del depresivo al loco, del loco al dibujante y del dibujante al artista??? Ahora muchos compañeros me dice; “yo sabía que iba a ir bien”, o “yo siempre te dije que te dediques al dibujo” …. aaahhhh… me hacen reír mucho… porque nadie, ni yo, sabía cómo iba a terminar esto. El cambio fue muy rápido, pase de estar en depresión tirando en la cama a estar sentado frente a Woody Allen y escuchar su trompetita en el hotel Carlyle de Manhattan (y todo gracias al dibujo porque a NY fui a comenzar un cuaderno de viajes por el mundo).

¿Te arrepientes de algo?

La verdad que todo lo que hice, bien y mal me deja hoy en donde estoy y hoy me siento bien y en paz. Más que arrepentirse es no volver a pisar la misma piedra.

Decur

Siento que he preguntado todo lo que podía preguntar por mail. Finalmente tenemos una sección que se llama PING PONG: yo te digo una frase y tú me contestas lo primero que se te ocurra. 

Decur

PING PONG de la B

¿Cuál actor protagonizaría tu vida?

Tom Hanks

¿Qué diría tu lápida?

No estoy acá

¿Lo último que robaste?

Un pincel

¿El peor rechazo amoroso que has tenido?

Tenía 12 años

¿Obsesión?

Escritorios antiguos con persiana lleno de cajoncitos

¿Lugar más feo al que has ido?

General Motors

¿Lugar más extraño donde has despertado ?

En la casa de mi abuelo

¿Tres cosas que te dan miedo?

Los ladrones, los que no tienen humor y las arañas