Bocacalle: el comienzo de algo bueno

En el metro Manuel Montt está un lugar que destaca entre edificios y oficinas. Bocacalle abrió este año y ha sido una revelación: platos clásicos pero entretenidos y decoración llamativa lo convierten en un lugar para de(B)orar.

Texto: Amanda García

Fotografía: Rodrigo Vilches

Bocacalle

El primer mes de Bocacalle no pudo ser peor. Las luces que iluminaban el que sería el nuevo restorán de moda de Providencia no se podían ver, porque por 10 días camiones estaban estacionados en la vereda. En marzo, cuando abrieron, la calle Dr. Manuel Barros Borgoño eran solo grúas. Por semanas no pudieron vender alcohol, y además, las cañerías fallaron. “En dos meses vamos a quebrar si seguimos así”, pensó Piero Macchiavello, socio de Bocacalle.

Bocacalle

Pero los camiones se fueron, la calle se despejó y las luces de Bocacalle llamaron la atención de quienes pasaban por Avenida Providencia. Adentro, el lugar tiene capacidad para 120 personas y una carta enfocada en el street food: choclos asados con mantequilla, sopaipillas con pebre y palta, pescado con papas fritas. Y también, sandwichs: de costillar de cerdo ahumado, de jamón serrano y hamburguesas caseras. Platos abundantes y con un giro atractivo.

Bocacalle

En el lugar está Antonella Macchiavello, quien no pasa desapercibida en Bocacalle. Su pelo rubio lo maneja con una cola de caballo en el centro de la cabeza y a los 25 años, la publicista es una de las socias del negocio familiar, con su papá Piero, y su señora, Marisol Mercado, son los otros 2 socios del bar.

El fuerte del lugar son los almuerzos, con tres opciones diarias. Y adaptaron el restorán para que músicos emergentes se presenten ahí, en miércoles donde puedes tomar y escuchar buena música. Y en los pasillos que llevan al baño, las paredes están decoradas con cuadros de artistas nacionales, disponibles a la venta.

Bocacalle

“Pensamos en muchos nombres para el lugar, como “Forkless”, pero quisimos algo más simple. Bocacalle es la palabra compuesta que nos define”, dice Antonia Macchiavello. “Y quisimos que la gente al venir sintiera que está tomando una cerveza en su casa, comiendo algo rico entre amigos”. Y Bocacalle, lo logró.

 El registro completo de nuestra visita a Bocacalle aquí.

Dirección: Dr Manuel Barros Borgoño 81, Providencia.

WEB