Casa Combi: La reinvención de la picada

Hoy es difícil hablar de picadas. Las que existían se transformaron en lugares de moda, en imperdibles para los que quieren estar ad hoc con las tendencias. Y las que sobrevivieron al paso del tiempo, en su afán de modernizarse perdieron toda esa pasta que las caracterizaba. Entonces, aparece la desconfianza al escuchar de una bautizada “picada”, y por eso cuando supimos de la osadía de “Casa Combi” (CC) de autodenominarase así, fue imposible no ver de qué se trataba.

Texto: Sebastián Lazo Siriani

Fotografía: Rodrigo Vilches

CASA COMBI

Ubicada en Quinta Normal, fuera de todo circuito gastronómico o de restoranes, no hay ningún anuncio del local, y se convierte en un dilema encontrarla. Casa Combi está en un barrio, en ese antiguo, con historia; ese donde viven vecinos reales, donde está el almacén del ayer.

CASA COMBI
CASA COMBI

Al lograr entrar ves un patio adornado desprolijamente, pero que llama la atención, porque muchas de las cosas que ves ahí, despiertan algún recuerdo. Nos recibe Álvaro Ortiz y Cristián Vargas, amigos que emprendieron este periplo, camaradas gastronómicos, que esperan revivir esa atmósfera de barrio.

CASA COMBI
CASA COMBI

Conversamos distendidamente y cuentan que todo esto comenzó con el afán de independencia: Álvaro, sonidista y músico, era dueño de una distribuidora de insumos de comida japonesa y Cristián era chef en un restorán de sushi. Se juntaron para proponer un lugar novedoso, donde los sabores de barrio resaltaran, entregando en cada una de sus preparaciones un toque casero, pero complejo y profesional. Un producto difícil de repetir.

CASA COMBI

En Casa Combi se siente la vida de vecindario: usan el pan que amasan en Quinta Normal y los productos de la carnicería del barrio. Y como un mito que ronda el lugar, tuvimos la suerte de conocer a la artista principal del show: su sándwich de cazuela. Sorprenden sus colores, su presentación en pan amasado y un tacho con el caldo de la preparación: una experiencia pocas veces igualable. Como lo explica Álvaro, es la descontrucción perfecta de un plato típico de barrio, llevado al pan.

Hay buenas picadas, reales o inventadas, pero ir a Casa Combi es algo distinto. Los recuerdos que ofrece el lugar son especiales, van más allá del sabor, sino que también del ambiente y su mobiliario. CC hace aflorar una nostalgia olvidada. Casa Combi es un secreto a voces que todos deberían escuchar.

CASA COMBI

Para ver la galería completa, pincha aquí

Dirección: Doctor Raul Denis, 2677, Quinta Normal

Fanpage