Bauda: Un gran escape

Pasaron cinco meses desde la última presentación del cuarteto y esta vez la invitación fue especial. Bauda prometía un show extendido, con sorpresas, comprometiendo piezas inéditas en vivo. Esta fecha tuvo un condimento especial.

Texto: Sebastián Lazo Siriani

Fotografía: Rodrigo Vilches

BAUDA

Iniciaron su show en Mi Bar, Santa Isabel 0350, con sonidos familiares, y todo transcurría acorde a los planes que la banda liderada por César Marquez estila; sonidos delicados, aunando el post – rock, post – punk y elementos progresivos. Una mezcla que hoy en día no es novedosa, pero que Bauda ha logrado darle su impronta.

BAUDA
BAUDA

The Bird, The Acrobat, The Astronaut y The Animal, los integrantes de Bauda, deleitaron con cada uno de sus instrumentos. El set de la banda arriba de las tablas privilegió su última placa “Sporeligths” (2015), la cual sonó casi en su totalidad, a excepción de ‘Dawn of ages’. También apareció la ya clásica y progresiva ‘Humanimals’, pero hubo tres gratas sorpresas.

BAUDA
BAUDA
BAUDA

Aparecieron en escena ‘Ghosts of Phantalassa’, de su segundo LP “Eiphoria…” (2012) y ‘Crepuscular’ de la misma placa, gemas difíciles de escuchar en vivo. Algo interesante fue vislumbrar las huellas sónicas que la banda está siguiendo con una nueva canción, aun sin título, que atendía otros matices. Dejaron a un lado ese pop sintetizado y progresivo de su último disco, para entrar a algo mucho más denso, oscuro y meláncolico. Hay tanto que esperar en su próxima entrega.

BAUDA

El show se desenvolvió a la perfección e invitó a viajar a la audiencia durante casi las 2 horas que duró. El trabajo realizado pensó en los detalles. Los que asistieron a esta presentación en extendido tuvieron un anfitrión de lujo, y la banda dejó una vibra interesante y expectante. Bauda progresa hacia algo que, ojalá, todos quieran recibir.

Revisa la galería de este regreso aquí.