All Tomorrows (+ Half Blood y Éntomos): Inmanentes

Un vez más Perfil B fue tras la pista de All Tomorrows (AT) y esta vez fue el 12 de agosto en el clásico Óxido, en Bellavista. Ahí se dio lugar a una fecha que mostró la nueva sangre del metal nacional, dando vitrina a Éntomos y Half Blood, recordando que el estilo en las nuevas generaciones va tomando fuerzas. Así fue la velada a través de los ojos del equipo B.

Texto: Sebastián Lazo Siriani

Fotografía: Rodrigo Vilches

ALL TOMORROWS (+ Éntomos y Half Blood)

La tocata comenzó en el local de Purisima 282 pasadas las 23:30 horas, con una gallada enardecida que saltaba bajo los estruendosos acordes de Éntomos, cuarteto que mezcla los sonidos más nuevos del metal y los de antaño. Su puesta en escena fue impecable, hay actitud de por medio y eso se agradece, pero a momentos, debido a al baraje de estilos, se pierde la identidad que la banda podría estar siguiendo. Algo no menor, pero que puede ser debido a la insipiencia del cuarteto.

Luego vendría Half Blood, quinteto que recibió a sus fieles con una atmósfera oscura y humeante, propuesta a la que sus fieles respondieron con creces. El galpón del bar Óxido era un hervidero y la energía desbordaba. A esa altura de la noche ya no era casualidad, los estilos más jóvenes del género han tomado fuerzas y la nueva camada tiene una gallada eufórica a quien saciar. Half Blood puede gustar o no, pero su apego a la forma más norteamericana de este nuevo metal tiene arrastre.

ALL TOMORROWS (+ Éntomos y Half Blood)
ALL TOMORROWS (+ Éntomos y Half Blood)

Ya bien entrada la noche y con cambio de hora incluido, pasadas las 3 de la mañana subieron a escena los maestros de ceremonia. All Tomorrows se tomaba las tablas y era de esperar que lo mejor de la velada estuviera por venir, pues ya no había cabida para nadie. AT en su regreso a los escenarios, volvía a tablero vuelto.

Comezaron bestialmente con su conocida ‘Kismet’ (Opillion, 2011) y el bar se vino a bajo. La descarga de energía del respetable se hacía sentir en cada empuje o brinco que le brindaban a la banda. Desde el año pasado que no se presentaban y este era un regreso en gloria y majestad.

ALL TOMORROWS (+ Éntomos y Half Blood)

Con ciertos ripios en el sonido que fueron enmendandose con el pasar de la noche, la energía de la banda fue admirable, desde la intensa cordialidad de Pepe Lastarria, al relacionarse con su público, pasando por el histrionismo de Óscar Arenas en el bajo, la precisión de Ramón Pasternak en la guitarra y la potente puesta en escena de Pablo Martínez en la batería, muestran que la banda es un peso pesado y que trasciende etiquetas tan rígidas.

ALL TOMORROWS (+ Éntomos y Half Blood)

Fue una clase de metal extremo en una noche frenética, donde pasaron piezas como ‘Undying seasons’, ‘Fiver’s visions’ y la gigante ‘Union’ de “Sol agnates” (2015). También tocaron las clásicas ‘3 second EBEN’, ‘Apophenia’ y la que cerró la noche, ‘Dajjal’ de “Opillion” (2011).

ALL TOMORROWS (+ Éntomos y Half Blood)

Fue una velada interesante, que con un lleno total, dejó claro que los nuevos caminos del metal tienen un público fiel y exponentes que con el paso del tiempo pueden dar que hablar. AT es una historia aparte: se les asocia con un sonido propio y con un profesionalismo a toda prueba. All Tomorrows da pasos firmes en su historia. Ojalá tener algo nuevo de ellos en los próximos meses, para seguir hablando de quienes lo hacen con su música.

ALL TOMORROWS (+ Éntomos y Half Blood)

Revisa la galería del bestial regreso de All Tomorrows aquí.