La Bestia de Gevaudan: “No esperamos nada de la gente”

Sumirse en las emociones de dos músicos (Diego Yañez guitarra – voz y Alonso Bustamante batería), las cuales convergen bajo la abrasividad de notas, capas, atmosferas y percusiones es un regalo que no muchos aprecian. La Bestia de Gevaudan, un dúo que retrata sus experiencias en un manto sonoro que es el reflejo de sus personalidades y eso lo pueden notar en esta entrevista, donde hablan de la banda, de ellos y de su gira en noviembre por tierras trasandinas.

Texto: Sebastián Lazo Siriani

Fotografía: Miguel Lara Urzúa

La Bestia de Gevaudan acuña cierto pasado en Johnson Overdrive, sin embargo La Bestia es mucho más etérea y su pesadez en más abrasiva ¿Qué hay detrás de eso?

DIEGO: De partida en Johnson era más joven y han pasado hueas que han ido marcando mi personalidad y eso a hecho que el tipo de composición cambie sí o sí. Otro aspecto que tenia Johnson es que era un trio… Y en la búsqueda de baterista encontramos a uno con ideas similares, pero no tanto, entonces se mezclaron visiones, no contrapuestas, pero cada uno trataba de imponer sus ideas sobre el otro. Desde que murió Johnson el año 2009, hasta que nació mi idea de La Bestia el año 2011 pasaron cosas, pasaron un montón de hueas y esas mismas cosas me fueron marcando… Fue un periodo de muerte y resurrección completo.

El sonido de la banda es complejo, lleno matices. Compositivamente ¿qué los lleva a construir tales piezas?

DIEGO: Yo creo que hay dos tipos de composición, unas veces improvisamos y otras llego con un esqueleto y lo vamos armando… El proceso de tocar para nosotros es catártico, eso tiene que ver con que vamos armando, improvisando lo que sentimos… Por ejemplo imagínate una pelea, si das solo golpes cortos no tendrás el mismo efecto si es que esperas un momento, tomas distancia, vuelo y luego pegas ese golpe, éste será más fuerte. Ahí hay una base medianamente técnica de lo que es la intensidad.

Hoy son un dúo y han tenido otras formaciones. Ahora, ¿creen que encontraron en ese tándem guitarra-batería una forma especial de hacer su música?

DIEGO: Entre Alonso y yo somos bien distintos, pero congeniamos mucho en lo que es tocar… En un momento, no hace mucho, nos abrimos a la posibilidad de tener un bajista, pero no se, es que meter a un tercero donde ya hay una forma determinada de trabajar es difícil, componemos de cierta manera.

Todo tiene sus pros y contras, en contra es que es el doble de trabajo para los dos al momento de tocar y el arriendo de la sala se divide en dos, pero tiene sus ventajas, el Alonso se tiene que tratar conmigo y yo con él y sería… Yo no concibo en este momento que  La Bestia tenga más integrantes. Me esta pasando que para llegar a tocar con alguien tengo que de alguna manera creerle y me estoy volviendo demasiado incrédulo de la gente que esta tocando alrededor. Además como que ya se tiene por sabido que cuando vas  a ver a la banda vas a ver a dos hueones.

ALONSO: La Bestia esta super ajeno a todo lo que es el juego del rock, nos gusta mantenernos bajo perfil, hacemos tonteras (risas).

En su música se logran palpar influencias muy variadas que al parecer van desde Neurosis, pasando por el Indie rock de Sparklehorse o incluso el Indie pop de Grandaddy por nombrar algunas ¿Qué los lleva articular sus influencias?

DIEGO: Escuchamos mucha música… Cuando tienes todas las herramientas simplemente las eliges. Tenemos las herramientas para hacerlo, pero no buscamos un sonido determinado. No pretendemos encasillarnos en nada… Eso es auto limitarte, no utilizar la música como un catalítico, sino como un medio para otra cosa, eso algo que ninguno de los dos esta de acuerdo ni comparte. En La Bestia puedes identificar cada canción, independiente del estilo a que se parezca. Son como los hijos, todos pueden ser distintos, pero todos tienen algo tuyo. La “genética” es infalible.

¿Qué les parece que su música tenga potencial para alcanzar una diversidad de público y que buscan generar con ella?

ALONSO: Yo creo que eso va más allá de nosotros, la verdad no esperamos nada de la gente. De hecho, el punto no es ni siquiera gustarle al público, la banda esta en función de nosotros, si al público le llama la atención y se siente tocado por la música bien, pero bajo nuestra perspectiva nosotros tocamos por que necesitamos tocar, eso responde a un necesidad corpórea más que el pensar que la música que hacemos les puede gustar a los que gustan de Sigur Ros.

DIEGO: Una vez un amigo me dijo que daba lo mismo lo que este tocando, si la huea es buena te van a pescar… A lo que me refiero con esto es que si el “arte” o la expresión de algo la formulas bien va ser intensa para la persona que te está escuchando. Finalmente las emociones que más te mueven no va ser la alegría, sino que el miedo, el enojo, va ser la pena y uno que generalmente  que vive por lo que quiere vivir pasa más esas emociones que gente que hace esto por la popularidad o la plata. La palabra es honestidad, aunque toques una nota, pero lo hagas con sinceridad a la gente le va a gustar… He tenido la suerte de que siento que estoy proyectando bien lo que siento en el otro. A mi me satisface a un nivel egocéntrico saber que puedo generar algo en la gente.

La banda se apronta a girar por Argentina los próximos días ¿Qué los lleva a cruzar la cordillera?

DIEGO: Hay dos factores importantes. Uno es el impulso, tenemos contactos, Alonso toca en ZAT y Jorge el guitarrista de ellos vivió en Argentina, yo viví en Buenos Aires y tengo otro tipo de contactos, entonces estaban las ganas. Dos, cachamos que venía Explotion in the Sky y para nosotros es una huea que adoramos, pero venían al Primavera Fauna, esperamos un sideshow y nunca apareció. Luego un amigo postea las fechas de la banda en Argentina y vimos que podíamos saltar el Primavera Fauna y verlos solos. Entonces ahí saciábamos las dos necesidades que era ir Argentina tocar  y ver a EitS.

¿Cuántas fechas tienen agendadas y cuáles son sus expectativas?

ALONSO: Tres fechas en Buenos Aires y una en Rosario, son cuatro fechas confirmadas ¿La expectativa? No se, tocar, que salga bien.

DIEGO: El año pasado fuimos a San Martin, Argentina, con Déjalo Sangrar, ahí íbamos sin ningún afán, entonces fuimos como a la “gira del rock”.

ALONSO: Ahí aprendimos que no hacer (risas) y lo vamos a cumplir.

DIEGO: A mí me parece narcisistamente atractivo ir a mostrar algo que probablemente vaya a tener un impacto atractivo en el público. No creo que asista mucha gente, pero la que lo haga no quedará indiferente.

¿Qué opinan de ustedes y como banda?

ALONSO: ¿Qué opino del Diego? Una persona visceral y se nota mucho. Al principio me daba un poco de miedo, su figura era imponente, no digo que ha dejado de serlo, pero ahora que lo cacho logro entender que su estilo de vida se condice con lo que él es

Como banda para mi es especial por que ésta es todo lo que a mi me gusta escuchar… Me puedo separar del hecho que sea yo tocando, puedo cerrar los ojos y decir a la mierda… La Bestia me provoca tocar como toco.

DIEGO: Como te dije antes, no suelo tocar con gente que no respete, sino no habría formado la banda con él, musicalmente nos respetamos

Llevamos tres años viéndonos y como es tan distinto a mi Alonso es una contención. El hecho de tener a alguien que me aguante ayuda más que la mierda, yo veo al Alonso como mi cable a tierra.

¿Qué se puede esperar de La Bestia los próximos meses?

DIEGO: En este último rato los dos hemos pasado por situaciones feas e ineludiblemente terminará siendo un caldo de cultivo para hacer música y esta el nuevo disco “Feral”, que debería estar listo en los próximos días y es el primer disco que hemos grabado los dos juntos íntegramente y esperamos hacer un lanzamiento.

Para revisar su galería completa, pincha aquí.