Apokálipo: Apuesta que se agradece

Se acaba el año, las noches son calurosas y entre tanto panorama, es difícil decidir que hacer o donde ir. Por eso la propuesta que tenía el Club Subterráneo era atractiva. Apokálipo estrenaba su video clip ‘El deber’ y junto a ellos Franz Mesko, hacían de la noche, al menos, una velada entretenida, para quienes querían ir  a escuchar y ver buena música nacional.

La noche abrió para que Mesko diera rienda suelta a su jazz, a ese formato de música con saxo, que tanto cautiva, esa mezcla entre una lirica fuerte y ritmos urbanos. Teniendo invitados como Matiah Chinaski, Charly Humos, entre otros.  Fue una elegante e intensa apertura, proponiendo y dejando que su música hablara, dejando a Apokálipo con harto trabajo por hacer. La noche iniciaba álgida.

Matiah Chinaski / Técnica Mixta

Vendría el turno de Apokálipo, los maestros de ceremonia, una banda peculiar, que a son de mixturas entre estilos musicales logra compaginar sonidos que difícilmente se podrían entender en una misma pieza. A momentos, la banda se inmiscuía  entre  el hip – hop, el jazz y un frenético rock, música con raíces africanas, con una cantidad de sonoridades que enriquecían una presentación por su contundencia compositiva.  Nada se mostraba al azar.

Apokálipo
Ana Tijoux, Apokálipo

El momento álgido de la noche se vivió cuando Ana Tijoux, subió a las tablas del Subterráneo como invitada. Mostrando la complicidad que sostiene con su productor Andrés Celis, líder de Apokálipo, que dio en el clavo con semejante intervención.

Apokálipo
Apokálipo

Una noche intensa, que sirvió para hacer una pausa a estas jornadas vertiginosas de fin de año. Música con actitud, apuestas que se agradecen y que al final del día se puede pensar que hay que solo mostrar y atreverse más, para que el público enganche con propuestas de mayor calidad. Una noche a destacar.

La galería completa de la presentación de Apokálipo y sus invitados, revísala aquí.